Bienal BID16 en CCE

CCE/PLATAFORMA DISEÑO

Desde sus inicios el CCE, dedica espacios de reflexión, exhibición y producción al área del diseño. Entendiendo la complejidad y variedad de los alcances de una profesión que involucra áreas de acción tan diversas como el diseño de mobiliario, entornos interactivos o la instrumentación a soluciones habitacionales urgentes. En esa dirección, continuamos trabajando desde los Laboratorios, las practicas procesuales, los debates y la extensión formativa. Sumamos, hace ya cuatro años el primer espacio permanente de todo el país, dedicado a la exhibición, investigación y difusión del diseño industrial contemporáneo nacional.

ROBUSTA

Las muestras e intercambios que promovemos a partir de la propuestas de la BID/ Bienal Iberoamericana de Diseño, nos han permitido revisar la evolución y los avances de esta práctica en toda Iberoamérica. Esta selección BID_16, nos propone además un corte interpretativo a partir de los usos del diseño y no de la clasificación habitual que refiere a los distintos sectores de la industria. Esta propuesta de Álvaro Heinzen, coordinador, junto a Fundación DIMAD, de la exposición para Uruguay, nos permite aproximarnos a una extraordinaria exposición que reúne mas de 400 trabajos, pero ponderando las producciones y premios nacionales y regionales. Este corte curatorial, nos ayuda a entender y a vivenciar algo mas sobre el ejercicio de esta compleja practica, de la que todos somos usuarios, mas o menos alertas.

Desde el CCE, celebramos ser parte una vez mas de este proyecto que refleja parte del estadio presente y mucho de los desafíos que tenemos por delante, explica Patricia Bentancur Directora de Exposiciones y Nuevos Medios. 

BID16. Iberoamérica un diseño vital y mestizo

La Bienal Iberoamericana de Diseño es mucho más que una exposición, es un espacio de encuentro de un diseño que comparte raíces y pautas culturales que celebra su diversidad y se propone avanzar. La cita cada dos años es un indicador de las capacidades y la acción de una parte sustantiva del diseño global. Una intención de generar otras centralidades que nos permitan reconocernos y alimenten nuestra producción de cultura.
Llegados a las cinco ediciones y luego de reseñar diez años de producción en el espacio Iberoamericano algunas cosas se van verificando más allá de los avatares coyunturales de los, muchas veces caóticos, procesos de nuestros países.

ACENTO

El diseño que hacen estos países hoy presenta una fusión singular de las distintas vertientes que fueran las prácticas fundacionales del diseño en nuestra región, marcadas por la modernidad, las fuertes tradiciones culturales y sus vitales sociedades.
La relación entre estos factores no ha escapado a ese complejo de inferioridad con que muchas veces nuestras élites se plantaron en el mundo. La ansiedad por incorporarse a la condición de países desarrollados, los efectos homogeneizantes de la globalización o la ambición de seguir tendencias que le son ajenas han marcado los inicios del diseño en Iberoamérica. Quizás eso mismo generó muchas veces un contrapunto de folclorismo que intentaba oponer su visión a los movimientos de una modernidad que había sido en cierta medida absorbida por las corporaciones.

COOK

En los últimos 10 años el diseño ha experimentado una explosión en la matrícula de las universidades y ha entrado en las agendas de política pública de muchos países de Latinoamérica. Esto sumado a la experiencia de los países de la península, que desde hace tiempo supieron encontrar una forma de hacer dialogar la condición contemporánea con las tradiciones, han posicionado al diseño de Iberoamérica en un lugar de mayor madurez.
Nuestros países generan hoy un diseño de calidad, más consciente de su ser, que responde a las pautas de unas comunidades ricas y diversas e integra en su cotidianeidad las tradiciones, la innovación, la tecnología y la cultura popular contemporánea.

La Bienal es un fiesta de diversidad, una bocanada de creatividad y aire fresco al diseño global. Es por eso que el enfoque de esta itinerancia en Uruguay pretende ayudar a comprender la complejidad y riqueza de este movimiento, así como las múltiples áreas de acción en las que se despliega el diseño. Queremos poner en valor un diseño honesto y comprometido que enfrenta los problemas y aporta soluciones mucho más allá de la caricatura snob que muchas veces se hace de él.

DOCK

Hemos seleccionado un grupo de trabajos que pretenden dar cuenta de este dinamismo. De las múltiples miradas que nos han proporcionado las distintas exposiciones, vemos algunos usos del diseño, que se repiten y nos dan una pauta de áreas en las que el diseño iberoamericano va construyendo una trayectoria. Sin pretender ser exhaustivos, el corte planteado busca presentar algunas de las áreas de la vida de nuestras sociedades que se manifiestan en los proyectos que abordan los diseñadores de nuestros países.
Estos ejes de acción nos permiten ver que los problemas y oportunidades de diseño pueden ser abarcados desde diferentes áreas, un problema de índole social puede ser abordado desde el diseño gráfico, el diseño industrial, la indumentaria, el espacio, la multi-media o un enfoque transversal que toque varias disciplinas.

CUAC

Al mismo tiempo podemos verificar que ningún trabajo actúa exclusivamente en uno de estos ejes, un proyecto de diseño suele combinar muchos de estos factores, por eso no se trata de una categorización excluyente.

El diseño como vehículo de innovación está presente en cada uno de estos trabajos, pero se muestra más radicalmente en algunos, que no son casos aislados, y que muchas veces responden a políticas públicas decididas de promoción de la innovación. Casi todos los proyectos dan cuenta del valor del diseño como agente de competitividad de nuestros tejidos productivos, en los que se insertan, dinamizan y también interpelan.

Quizás por tener nuestros territorios una diversidad de ecosistemas tan grande y ser conscientes de la alerta que vivimos, nuestro diseño ha demostrado siempre una sensibilidad particular en la relación ética con el medio ambiente y se ha destacado por generar opciones realistas para el reciclaje de materias primas. La vitalidad de nuestras ciudades, reflejo inconfundible de nuestro ser, encuentra en el diseño una herramienta de construcción para la articulación del espacio público como creador de comunidad y ciudadanía. Así también en comunidades donde el conflicto social está presente de tantas maneras, el diseño actúa como vehículo de expresión, discusión, rechazo o planteo de soluciones involucrándose con ellos de forma muy intensa. La BID siempre
ha sido eco de ello. El gran desafío ético del diseño para todas las personas como filosofía de proyecto y concepción de los productos es un área de particular interés para la Bienal y en cada edición nuevas soluciones nos aportan una mirada empática de nuestras comunidades.

BANCO

En el correr de estos diez años también hemos visto afirmarse la visión de un diseño que actúa como promotor de un consumo responsable, al apostar a temas, materiales y procesos productivos que plantean una nueva ética de consumo y producción a través del rescate de materiales, saberes y trabajo local.
Pero quizás la más singular de todas las expresiones se de en el espacio de articulación con los bienes culturales. El diseño actúa como promotor y consolida visiones que resguardan la diversidad de nuestras comunidades al representarlas y darles forma e imagen. Así al hacer su trabajo aporta y configura nuevos elementos identitarios a una Iberoamérica del SXXI. La mirada sobre la cultura contemporánea no sería completa sin el diálogo que plantean lo proyectos que rescatan, interpelan o ponen en valor la riquísima cultura ancestral de nuestras comunidades.

ESCRITORIO NIDO

Ninguna de estas expresiones o intenciones de clasificación es pura ni se da en un diálogo sin tensiones con las demás, pero de una u otra manera todas estas realidades conviven en una expresión original, que mediante el corte que propicia la BID celebra nuestra diversidad y vitalidad tendiendo puentes para acercar nuestras experiencias. Fiel a la declaración de Madrid (2007) que da origen al movimiento BID: “En este comienzo del siglo XXI, inmersos en una cultura cada vez más globalizada, el caudal del diseño iberoamericano aparece como contrapunto de diversidad y como exponente de una realidad vital y mestiza, frente a la propuesta de homogeneidad y uniformidad dominante.”

DI Alvaro Heinzen Comité Asesor BID
Montevideo 2017

No Comments Yet

Comments are closed

Seguinos en nuestras redes!


+598 2600 9957
+598 9834 3636
doblealturadeco@gmail.com
El Dorado 80 - Parque Roosevelt
Canelones - Uruguay