Arquitectos Pritzker diseñan ENIGMA, un restaurante para 24 comensales

ENIGMA es sin duda, el proyecto más ambicioso del chef catalán Albert Adrià. Un restaurante con una Cocina de Autor más personal, que recoge el bagaje del trabajo de todos estos años de carrera desde sus inicios en El Bulli, hasta la actualidad. Su nueva propuesta en la que lleva trabajando los últimos tres años, para construir su sueño: ENIGMA, en la capital barcelonesa.

La regla es la sorpresa y el diseño la versión más telúrica de los recientes ganadores del mayor premio que entregó la arquitectura internacional este 2017. Albert encargó a RCR Arquitectes, la creación total de su restaurante, con el fin de dar vida a un espacio multidisciplinar de 700 metros cuadrados con siete espacios diferenciados y siete propuestas gastronómicas distintas, pero con un denominador común: su estética gélida y enigmática, que diseñaron junto al Arq. Pau Limona.
Un espacio de experimentación y todo un reto para NEOLITH®, como pieza clave en la producción de todos los revestimientos de cada estancia, pavimentos e incluso encimeras y campanas de cocina. También en aplicaciones como baños y club del restaurante.

Ramón Vilalta, Rafael Aranda, Carme Pigem y Pau Llimona

Un diseño que nace a partir de la acuarela dibujada por los arquitectos y que NEOLITH® supo resolver con una ardua tarea por delante, replicando en la tabla, un diseño totalmente personalizado con unas connotaciones de colores, intensidades, cortes y efectos propios; que se conjugan a la vez, con el resto de materiales y elementos decorativos como mobiliario e iluminación utilizados, sumergiéndose entre sí para recrear ese especial efecto en toda la atmósfera.

RESTAURANTE ENIGMA BARCELONA JORDI ADRIA

Para NEOLITH®, éste ha sido un proyecto con una complejidad técnica sin precedentes, que ha marcado un antes y un después en la historia de la empresa; pues cada una de las tablas del pavimento del restaurante son distintas unas de las otras, y han sido encajadas entre sí como si de un puzzle se tratara, para llegar a representar el dibujo de la acuarela en todo el suelo del restaurante.

A partir de aquí, se ha logrado crear una singular y homogénea escenografía en los diferentes espacios en los que durante dos horas y media, el comensal (cuya reserva debe solicitar online y luego recibir instrucciones con clave de acceso para el ingreso) disfruta de su misteriosa experiencia en la que se respira maestría, creatividad y genialidad en cada plato y ambientes recorridos; guiados siempre por el personal de ENIGMA cuyo vestuario también ha sido diseñado por RCR con inspiración japonesa, al igual que la música de fondo que suena en cada uno de los viajes sensoriales.

RESTAURANTE ENIGMA BARCELONA JORDI ADRIA

En el restaurante hay solo 24 exclusivas sillas atendidas por 28 profesionales. “El tipo de cocina que hacemos está determinada por el espacio. Si estuviéramos rodeados de naturaleza cocinaríamos platos completamente diferentes. Por eso, para su diseño convocamos un concurso, no queríamos elegir un estudio por lo que hubiera hecho antes sino por la fuerza de su propuesta”, cuenta el más joven de los Adrià.

RESTAURANTE ENIGMA BARCELONA JORDI ADRIA

Resultado final… un enigma. Albert Adrià, RCR Arquitectes/ Pau Llimona y NEOLITH® han sido reconocidos en distintas y numerosas ocasiones con importantes galardones dentro de sus respectivas industrias. Juntos han creado un proyecto que es verdaderamente espectacular en términos de diseño, calidad del material, gastronomía y sorprendentemente también en la moda.

RESTAURANTE ENIGMA BARCELONA JORDI ADRIA

A continuación la entrevista realizada a los creadores de tan exclusivo restaurante, donde funcionaba un mítico local gastronómico y del cual se mantiene el espacio de la barra y se recompuso ladrillo a ladrillo la estética interior. 

¿Cuál fue el diseño del proyecto?

El diseño de concepción del proyecto vino muy vinculado a la preexistencia del espacio que nos encontramos: un espacio exterior hermético en fachada y 700m2 de interior de aspecto semi-industrial. Las grandes columnas estructurales y su dureza visual marcaban el espacio. El objetivo principal se basó en transformar este espacio industrial en un paisaje unitario, evanescente, profundo y atemporal, a fin de que la persona desconecte del mundo que nos rodea y se deje llevar al mundo creativo de Albert.

 

¿Cuál fue la inspiración detrás del diseño para la decoración? ¿Tienes un fondo artístico?

El concepto del diseño quería crear un espacio  que transportara al espectador a un mundo sin referencias ni límites, así como transformar la dureza reticulada en un espacio orgánico. Por este motivo se escogió la abstracción de la nube como concepto, a fin de permitir entrar en un sueño gastronómico y sensorial. Así, el sueño gastronómico avanza en el espacio.

 

¿Cómo complementa el diseño el concepto de comida / restaurante como un todo?

El espacio se transforma en el hilo conductor del menú gastronómico: cada espacio y cada plato es un enigma. El espacio está abierto a la percepción visual, pero en cada paso que uno avanza el concepto enigma se manifiesta: el comensal descubre nuevos espacios, nuevas comidas y nuevas texturas.

 

¿Qué espera lograr en términos de percepción del cliente?

Este recorrido sensorial enigmático transporta al comensal en un viaje onírico, una experiencia única.

 

¿Cómo quieres que los comensales se sientan?

Queremos que se encuentren en un espacio sereno, relajado y sin límites que juntamente con ese proyecto gastronómico de máximo nivel tengan una experiencia total y única.

¿Qué serán capaces de experimentar (pensar en elementos multi-sensoriales / experiencia inmersiva)?

Cada persona tendrá su propia experiencia gastronómica, espacial y enigmática. Percibirán un mundo muy lejano al cotidiano, un mundo de placeres sensoriales donde el tiempo se detiene. Es decir, cada persona vivirá su propio sueño.

 

 

¿Cómo ayudará el diseño a alcanzar los objetivos antes mencionados?

Para este sueño gastronómico se han creado diferentes espacios para la degustación de platos, espacios de ensueño para abrazar la degustación de la cocina de Albert Adrià. Así mismo, también se ha diseñado el mobiliario y el vestuario, trazos que aparecen y desaparecen en la visión del espectador, como de si un sueño se tratara.

 

¿Cuáles fueron los desafíos del proyecto? ¿Y cómo fueron vencidos?

Como se ha comentado anteriormente, el espacio antes de la intervención arquitectónica era similar a un garaje para coches. Convertir este espacio semi-industrial en un espacio de ensueño era el reto, y se venció con la cobertura de techos, pavimentos y paredes.

¿Cómo afectó el proyecto a su elección de materiales?

La materialidad es clave en este proyecto. El desafío consistía en encontrar los materiales idóneos para crear un espacio onírico. El resultado adquiere un mundo de tonalidades de texturas y colores diferentes. Son materiales en si mismos opacos y fríos, pero que mágicamente aportan calidez y transparencia en el conjunto: Cerámica acero, cristal y fibra de vidrio.

¿Alguna consideración especial (estética o de otra índole) que haya llevado al uso de Neolith®?

Ha sido un placer poder trabajar con el equipo técnico de Neolith®, una empresa que invierte en la investigación del producto y en la búsqueda de nuevos materiales. Su predisposición ha sido excelente, permitiendo realizar una pieza única, convirtiendo una acuarela en un pavimento de 700m2.

Detalles sobre otros productos complementarios utilizados junto con el producto Neolith?

Se ha cubierto de acero el techo y remates, con una malla metálica que da textura y esculpe el espacio. Paredes, columnas y separadores se han cubierto de cristal, creando un recorrido espacial de transparencias translucidas, que también se manifiesta en la fibra de vidrio del mobiliario.

 

No Comments Yet

Comments are closed

Seguinos en nuestras redes!

+598 2600 9957
+598 9834 3636
doblealturadeco@gmail.com
El Dorado 80 - Parque Roosevelt
Canelones - Uruguay