Con la mirada desde las alturas.
Estudio TANCO ERREA – Guillermo SCORZA

Iniciado en 1975 por el Arq. Juan Pedro Tanco Errea, el estudio incorporó en 1990 al Arq. Marcelo Guillermo Scorza, sumando al Arq. Juan Francisco Cabrera Berobide en 2015. En más de cuatro décadas, carga en su haber con la experiencia de haber impulsado aproximadamente 100.000 m2 de diversas construcciones, desde edificios de apartamentos y residencias particulares hasta locales universitarios y académicos, de oficinas y de servicios.

Los tres arquitectos directores cuentan con un equipo interdisciplinario de colaboradores y asesores. Ubicado en Pocitos y con las mejores vistas hacia la plaza Varela, su cotidianeidad transcurre con la seriedad propia de un conglomerado de ejecutivos y ejecutores, cuyo compromiso se basa en una solvente especialización académica y en la visión inmobiliaria necesaria para llevar adelante proyectos de gran envergadura. Es de destacar la capacidad de capitalizar la experiencia ganada en sucesos únicos, como fue para el arquitecto Tanco Errea participar en el diseño del Altar Papal con motivo de las visitas de Juan Pablo II, en 1987 y 1988. Entonces, en paralelo a su estudio, actuaba como secretario ejecutivo de la Comisión Técnica encargada del diseño y ejecución del altar para el Sumo Pontífice.

Desde el comienzo se sucedieron los primeros puestos en concursos privados entre estudios de arquitectos invitados por diferentes entidades: el Instituto de Estudios Empresariales de Montevideo (1993), la sede central de la Universidad de Montevideo (1997) y su primera ampliación (2001), el Centro de Encuentros “La Cantera” (2012). Esto colocó al prestigioso estudio en la mira de inversores y desarrolladores pasibles de generar con buen gusto y criterio arquitectónico un lujoso edificio residencial en altura en una zona privilegiada de Montevideo (“Tee Tower”, en Punta Carretas), y un conjunto de edificios en una de las más densas áreas verdes y de cotizado crecimiento en la ciudad (“Blue Sky”, a pasos del Aeropuerto de Carrasco).

Un estudio, tres generaciones. Cada uno aporta desde su edad y su experiencia.  Juan Francisco ofrece el empuje de nuevos proyectos, Juan Pedro tiene la claridad de reconocer que las obras trascienden el propio tiempo, y Marcelo desborda con su intrepidez a la hora de consolidar negocios.

FOTO-1

¿En qué consiste la mecánica ejecutiva y de funcionamiento del estudio?

Damos prioridad a la incorporación de talentos jóvenes. Apostamos a profesionales recién recibidos que conjuguen un buen perfil como proyectistas y capacidad para la dirección de obra.

Buscamos con tenacidad  tener continuidad en el estudio y por eso asociamos a gente más joven, especialmente para esta nueva etapa, en la que estamos trabajando como equipo técnico de un Fondo de Inversión. Vemos que es fundamental conjugar el empuje y las nuevas ideas de la gente joven con el expertice y el buen nombre que generan los años del trabajo en plaza.

¿Cómo conllevan la fusión de generaciones diferentes de arquitectos?

Cubrimos tres generaciones: Juan Pedro es egresado en los 70’, Marcelo en los 90’ y Juan Francisco en 2009. Nos parece una forma valiosa de conjugar la experiencia profesional de cuatro décadas con proyectos diseñados y ejecutados con dirección de obra, la business experience como desarrollistas de la generación intermedia, y la frescura y empuje que da la juventud en todas estas tareas profesionales. A su vez cada cual aporta lo propio de su edad,  Juanfra el empuje de nuevos proyectos, Marcelo la intrepidez de consolidar negocios, y Juan Pedro la claridad de que las obras trascienden nuestro tiempo, por lo que deben ser un aporte a la ciudad y su gente.

¿Qué recordás de la adecuación del diseño del altar papal en la visita de Juan Pablo II?

Arq. Tanco Errea: Las experiencias de las visitas papales al Uruguay fueron muy enriquecedoras, porque permitieron sintetizar en un plazo tremendamente acotado de tiempo y con una notable escasez de recursos, la resolución de un espectáculo de masas (500.000 personas) en un emplazamiento que era y sigue siendo un nudo de circulación de Montevideo.

Nuevo referente en una importante esquina

En Bulevar Artigas y Solano García, esquina clave que articula Punta Carretas, se enclava Tee Tower. El eje norte-sur de Bulevar Artigas corta al eje noroeste-sureste de Julio María Sosa y Solano García, ambos con canteros centrales y espacios abiertos que permiten la visualización desde mucha distancia. Su encuentro sugiere el acordamiento entre ambas direcciones y se resuelve con una superficie cilíndrica en cristal verde oscuro que resalta horizontalmente cada nivel. Un bloque único en altura de tipo residencial, construido entre 2012 y 2015, cubre un terreno de 719 m2, con 8.239 m2 de área construida. Resultan 25 apartamentos, dos por piso, con 56 unidades de garajes más barbacoa en el piso superior con una exclusiva vista al Club de Golf y la rambla montevideana, y un sofisticado hall de acceso con terminaciones en materiales nobles.

Los frentes a las avenidas se enmarcan en pórticos de grandes dimensiones, que contienen las terrazas. En la parte superior del edificio, se encuentra un volumen cilíndrico cuyo remate es una aguja vertical ubicada en el centro de las curvas de la fachada principal y de la pérgola que circunvala la terraza superior.

TT---IMG_0086-copia TT---IMG_9567-copia

¿Y en lo que refiere a los encargos de entidades educativas?

Estas han requerido diversas demandas: locales universitarios en la UM, el IEEM, la Escuela de Hotelería Del Plata, La Cantera, un centro de encuentros y convivencias, etc. Todos estos trabajos representan una faceta sumamente apasionante y diferente. Nos ha demandado un gran trabajo de equipo el estudio en los proyectos y sus posteriores ejecuciones, porque suelen ser obras con distintas partes muy diferentes entre sí. Casi nada es serial,  o sea que cada sector tiene una conformación propia que debe conjugarse en el total.

¿Qué aspectos destacan a la hora de la concepción inmobiliaria de un proyecto? ¿Cómo se amalgama esto con las hipotéticas situaciones coyunturales de este rubro?

El punto de partida que tomamos es la locación.  Esto es un principio muy conocido en este negocio y nosotros buscamos sumarle el incentivo que es, dentro de lo posible, adquirir puntos singulares, que resulten fáciles de reconocer e identificar en el paisaje urbano. Tratamos de pensar en lugares donde la respuesta a ¿me gustaría vivir ahí? sea claramente ¡sí! Luego estudiamos que es lo que demanda el mercado en ese lugar y procuramos hacer un producto que sorprenda positivamente por brindar una calidad superior a la esperada. Nuestro lema es: ¡Que la realidad construida final sea mejor que el render del proyecto!

TT---IMG_9579-copia

Como producto de la inversión a gran escala, el proyectar y construir para vender, ¿qué dificultad representa?

Luego de encontrar la locación, el desafío es conocer y acertar con el público que aspirará a vivir allí. Esto implica dar una respuesta adecuada, respuesta que muchas veces, aparte de las prestaciones de la propiedad, pasa por la estética del propio edificio.

A varios años de la obtención del grado MBA ¿qué aspecto te diferencia en el abordaje empresarial del quehacer de la arquitectura?

Arq. Marcelo Guillermo: Hice el MBA en los comienzos del Instituto de Estudios Empresariales de Montevideo (IEEM). Soy de la primeras generaciones y creo que de los primeros arquitectos uruguayos en hacerlo. Para mí resultó una experiencia muy exigente porque tenía que conseguir mantener el nivel de trabajo que teníamos en el estudio y responder a la fuerte carga académica del Master.

El IEEM me ayudó a darle una visión mucho más empresarial a mi actividad de real estate y a la búsqueda de capital para poder concretar, estudiar y aterrizar muchos de los negocios que intuía, pero que me faltaban herramientas para analizar con profundidad. Este aspecto es un contrapunto tan importante para la profesión que fomentamos vivamente el hacerlo. Juan Francisco terminó un MBA el año pasado.

¿A qué se debe el enfoque sobre todo inmobiliario que el estudio ha abordado desde su conformación?

Desde el comienzo de nuestro trabajo en común tuvimos claro que en una plaza pequeña como la nuestra, para poder vivir y disfrutar de la pasión que es nuestra profesión debíamos tener un rol activo en la búsqueda de desarrollos inmobiliarios.

Ninguno de los socios provenimos de familias con profesionales en el área o con una situación económica que nos permitiese partir de una base. Por eso nos propusimos suplir con trabajo lo que nos faltaba. Así nos lanzamos a hacer todo el ciclo del negocio de real estate, es decir, conseguir terrenos bien ubicados, buscar inversores dispuestos a creer en nosotros, hacer el estudio económico-financiero, realizar los proyectos, construir, y cerrar el ciclo vendiendo las unidades.

¿Que se intenta valorizar en construcciones en altura? ¿Qué lugar ocupa la iconicidad e imagen de la misma?

Integramos a los inversores en los diseños iniciales. Por ejemplo, en “Blue Sky” buscamos una respuesta arquitectónica más contemporánea porque pensamos en llegar a un público más joven que en otros edificios. En “Tee Tower”, que tiene una excepcional ubicación frente al Club de Golf, en la esquina de Bulevar Artigas y Solano García, apuntamos a que la plástica exterior del edificio fuera un referente urbano de características contemporáneas, para conformar la  proa de un cruce de calles que ha adquirido gran dinamismo, y que es un punto articulador del espacio urbano montevideano, consiguiendo también que las unidades tengan la mejor vista al parque y al mar.

¿Cuáles son los estándares que requiere hoy una torre en altura a diferencia de hace 10 años?

Hay cambios técnicos y de hábitos de vida que han repercutido mucho en las propiedades. Algunos son el baño social (el antiguo toilette pasó de ser algo suntuario a una demanda de los compradores), el garaje (es una necesidad sumamente importante, porque los autos han crecido en número y también en tamaño), calidad y diseño (los grados de exigencia varían según el público pero es una variable en ascenso, cada vez más se reclama obra sin fallas y en menor tiempo de ejecución), confort térmico (se ha incorporado rápidamente el uso de equipos de aire acondicionado, o al menos dejar las instalaciones previstas y bien resuelta la estética para las unidades exteriores), la tecnología aplicada a la vivienda, más eléctrica, domótica y seguridad.

¿Qué particularidad ha revestido el contacto más personal de las obras residenciales por encargo?

En este rubro no hemos hecho hincapié. Obviamente requiere una dedicación muy personalizada, que no siempre es fácil de coordinar con proyectos más grandes. Por eso nos hemos limitado a encargos de clientes que nos piden trabajos excepcionales. Hace un par de años construimos en un establecimiento rural cerca de Lascano, una casa de buen porte para los dueños y su numerosa familia. Fue una experiencia muy interesante porque permite proyectar algo no constreñido entre medianeras ni con vistas acotadas como en el ámbito urbano.

Un complejo residencial de gran apertura 

El estudio plasmó en esta obra una jugada apuesta en materia residencial. Blue Sky está ubicado frente al lago de la Botavara, sobre Avenida de las Américas, un referente paisajístico próximo al Parque Roosevelt dotado de gran variedad de especies vegetales. La zona posee una gran dinámica al enlazar Carrasco con las rutas hacia el este. La autovía y el paisaje sugieren la arquitectura elegida: bloques aislados, de baja altura (cuatro o cinco niveles), con amplias terrazas  vidriadas en las cuatro caras. Los espacios tienen amplios ventanales que permiten la apertura hacia el paisaje y el verde en cualquier dirección.

El conjunto de edificios, que ocupan un terreno de 10.100 m2, circunvala un amplio espacio enjardinado, con amenities como barbacoa, piscina, gimnasio-spa y juegos infantiles en torno a una plaza central. Al momento se encuentran dos torres finalizadas y habitadas, de un total de ocho proyectadas. Cada torre cuenta con unos 4.000 metros cuadrados construidos y un mínimo de 25 unidades cada una. Esta opción es elegida por aquellos que, con la intención de huir del gran cemento, encuentran la seguridad  y vivencias de un edificio, con la comodidad y espacio propios de una casa.

BS---Plaza-Interna_Final

¿Qué parámetros de diseño se mantienen y cuales no a la hora de intervenir en proyectos institucionales, en los que se debe resolver la interrelación de espacios públicos y semipúblicos en paralelo a la diversidad de usuarios?

Aquí esto es primordial. En el caso de la UM y del IEEM se partía de inmuebles de muy buena calidad arquitectónica en un barrio que en los años 50’ del siglo pasado era principalmente residencial. Esas casas hubo que reformarlas y ampliarlas para que cumplieran con los requisitos académicos y de seguridad requeridos, pero también hubo que integrarlas en los espacios urbanos existentes. Nos parece que se consiguió un muy buen resultado, porque la tónica del barrio no ha sido modificada volumétricamente y se han mantenido espacios enjardinados. Toda esa zona de Montevideo ha cambiado radicalmente. Hay instituciones de servicio médico, centros de enseñanza, y agencias publicitarias en sustitución de viviendas, pero la mayoría ha seguido nuestro enfoque, dirigido a modificar sin cambiar el aire del conjunto, tan logrado en su momento.

¿Qué tipo de recursos sustentables incorporan en sus proyectos?

Estamos en un momento de cambio conceptual y económico. Lo que hace pocos años era impensable por sus costos hoy, gracias a la tecnología, es posible. Pensamos que es un camino sin retorno. Hasta  ahora hemos podido colocar sistemas de vidrios DVD con filtros solares para el ahorro energético, y sistemas de acondicionamiento de aire VRV, que permiten limitar las unidades exteriores sirviendo a muchas interiores con ahorro energético. En esto nos parece que somos pioneros en el país. Aplicamos sistemas de riego con filtros para aprovechamiento de aguas residuales, cisternas de doble descargas, e iluminación externa e interna en base a leds, que disminuye sustantivamente el consumo de energía. Actualmente estudiamos la incorporación de jardines verticales.

¿Qué rol jugó el proyecto de interiorismo en los espacios comunes de “Tee Tower” o en las aulas magnas de los centros educativos? ¿Con que criterio definen aquellas materialidades que mejor se adecúan al destino y programa del espacio?

Nos consideramos muy sensibles a las experiencias artísticas. De hecho, en los palliers y en los salones sociales comunes y barbacoas de los edificios que hacemos, incluimos obras artísticas pictóricas o esculturas. En varios hemos colocados cuadros de gran porte no figurativos de Merche Tanco, o esculturas de vanguardia de Pedro Tyler. En el caso de Merche, hermana de Juan Pedro, también ha integrado nuestro equipo en la instalación interior de chalets de muy importantes, como fue “La Dalmacia”, en la rambla de la Brava de Punta del Este.

Respecto a la incorporación de mobiliario de autor, ¿qué aspectos preponderan en la selección? ¿Firmas internacionales o diseñadores uruguayos?

En principio, hemos confiado en la calidad de diseñadores y ejecutores locales. Darío Tosi es un gran interiorista especializado en el diseño y ejecución de muebles y equipamientos, y su trabajo está presente en casi todos nuestros últimos edificios. Proviene de una familia con tres generaciones dedicadas al diseño y a la ebanistería, lo que le permite realizar magistralmente cualquier tipo de mobiliario, sea contemporáneo o de estilo clásico.BS---IMG_9527-copia

El Estudio Tanco Errea – Guillermo Scorza Arquitectos, proyecta y construye nuevas realidades habitacionales con el potencial de abarcar variados formatos de inversión y envergadura edilicia, a la vez de valorizar con contundentes aportes de diseño el paisaje urbano de Montevideo y Canelones. Apuesta a una constante regeneración, tanto de tecnologías  y materialidades como en recursos de unidades de negocio y capital humano, formando y especializando arquitectos para ser los diseñadores de un nuevo porvenir, en un camino certero que hará perdurar el nombre y el prestigio de sus visionarios fundadores.

No Comments Yet

Comments are closed

Seguinos en nuestras redes!


+598 9834 3636
doblealturadeco@gmail.com
Montevideo – Uruguay