iHouse: Industrializar PROCESOS residenciales.

Vinculado a la construcción de una casa, asumiendo la etapa de diseño como tarea del arquitecto proyectista, se han desplegado de un tiempo a esta parte recursos y herramientas impensables para quienes vivieron el apogeo de la construcciónresidencial de los 50, y luego finales de los 80, donde el mercado inmobiliario intensificó y promovió la edificación en altura. Llegado el nuevo siglo, cuando parecía que seguíamos enfocados en la gran escala, y en definitiva al desafío delmayor aprovechamiento de metros cuadrados, comenzó a vislumbrarse un estilo de vida más arraigado al plano del terreno, a lo individualizado y diferenciado, pero sobre todo a optimizar la ecuación precio-calidad, que termina siempre siendo decisiva a la hora de encarar el proyecto de la casa propia. Con la necesidad latente de un usuario que busca que su hogar sea independiente, accesible, con cortos tiempos de ejecución y una línea contemporánea en el diseño, surgen alternativas de vivienda que barren con la uniformidad, la no identificación y la inestabilidad del proceso que conlleva la construcción tradicional, y apelan a etapas de diseño y fabricación no experimentadas hasta el momento. Una de ellas es iHouse creada por los arquitectos Marcelo Mederos Scavino y Andrés García Acosta.


De 37 y 38 años respectivamente, comenzaron a trabajar juntos siendo aún estudiantes, haciendo proyectos y reformas, mayoritariamente para casas de veraneo. “Compartimos una misma filosofía de lo que es la arquitectura, entendemos que es simple y debe aportar al uso y al entorno donde se encuentra, al uso tratando de pensar plantas ordenadas, que sean claras y limpias, al entorno, teniendo en cuenta el mismo y respondiendo y vinculándose a este,  cuidando el diseño y los materiales empleados”, comenta Marcelo. En los talleres de los reconocidos arquitectos Thomas Sprechmann, Franco Comerci y Marcelo Danza (de FADU, UdelaR), validaron sus conocimientos para delinear cuál sería su radio de acción una vez culminada su etapa de formación. Así surgió iHouse, con el claro objetivo de migrar del sistema constructivo tradicional para desarrollar uno simple y eficiente en base a casas modulares, sostenibles, innovadoras, con precios fijos y tiempos récord de ejecución, sin incertidumbres de obra, y con la posibilidad de trasladarse para reinstalarse en otro lugar. Su propuesta conforma la última tendencia de la construcción en seco utilizada actualmente en el escenario internacional.  “Lo más increíble radicó en el comprador de la primera casa, aún sin haberla terminado, apareció cuando la estábamos desarrollando como modelo para dar a conocer el sistema. Sorprendentemente era un arquitecto que no quería pasar trabajo para tener su casa de playa, la quería rápido, a buen precio, con buen diseño y calidad de terminaciones”, dice Andrés. 

Intentamos que nuestros recursos y también los del cliente se expriman al máximo, cada metro cuadrado cuenta, contemplamos no solo costos sino la energía que debemos invertir en el proceso.

El sistema de construcción es el steel frame, basado en el uso de estructura de perfiles de acero galvanizado conformados en frío, técnica utilizada por décadas con gran éxito en Norteamérica y Europa, donde los requerimientos de calidad y resistencia estructural son mucho mayores a los que existen en nuestro medio, debido a que estas zonas se ven afectadas por eventos climáticos y naturales como terremotos, tornados, nieve y otros agentes, haciendo que el sistema se vea exigido al máximo para poder resistir estos esfuerzos. En nuestras latitudes la naturaleza es más benevolente, haciendo que tanto las cualidades de aislamiento térmico como estructurales sean más que suficientes.

Casa DL Esta vivienda está ubicada en Punta Colorada, tiene una superficie de 80m2, cuenta con dos dormitorios, una sala de lectura y juegos, dos baños, cocina integrada al estar con estufa a leña. Fue construida en el año 2016. Parte de esta vivienda fue una muestra de la Expo Prado de 2016, una vez terminada  se trasladó al sitio final en Punta Colorada junto a otro módulo que lo estaba en la planta de fabricación.

   

¿En qué se basó la iniciativa de este sistema constructivo? 

La iniciativa surgió luego de hacer algunas obras con el sistema tradicional, y tras varias frustraciones por no poder lograr la calidad de acabados que buscábamos y también por lo irregular del proceso de la obra. Queríamos lograr una arquitectura simple, pero con diseño, con cuidado en los detalles, y con uso racional de materiales y recursos, sin tener que llegar a costos elevados para tener un buen producto. Nos planteamos investigar este tipo de soluciones a nivel mundial, principalmente en países desarrollados, en los que desde hace años usan tecnologías distintas de construcción, y donde lo “prefab” es corriente y aceptado. Entonces, encontramos varios ejemplos en Estados Unidos y en Australia, de empresas que ofrecían casas de diseño prefabricado que salían prontas de una fábrica para luego ser instaladas en su locación final.  Indagamoslos sistemas que había en Uruguay a ese momento (año 2013) y cuál se adecuaba más para cumplir con nuestros requerimientos. En ese proceso evaluamos varias alternativas, entre ellas la de los contenedores marítimos, pero no nos convenció por varios motivos. Finalmente, llegamos a la conclusión que en el steelframe podíamos encontrar un sistema más flexible. Luego de consultas técnicas con proveedores e ingenieros nos embarcamos en este proyecto. La primera iHouse fueun prototipo de 9×3 metros.

 

¿Cómo ha sido la aceptación del público? ¿Cuáles han sido las expectativas y dudas más frecuentes que plantean los futuros usuarios?  

El público uruguayo debe ser de los más difíciles de complacer del mundo, quiere algo bueno, rápido, y pagar lo menos posible para tenerlo. Estos tres puntos son los que atacamos todos los días, mejorando nuestros productos e incorporando nuevos y mejores materiales, tratando de optimizar el proceso de producción para que se torne en el más eficiente y consecuente. Intentamos que nuestros recursos y también los del cliente se expriman al máximo, cada metro cuadrado cuenta, contemplamos no solo costos sino la energía que debemos invertir en el proceso. En Uruguay cuesta que el usuario comprenda y compruebe que algo hecho en fábrica, a través de un proceso industrial en base a materiales que cumplen con las más exigentes normas, puede ser igual o mejor a una casa hecha de ladrillo. Trabajamos todos los días para desmitificar que lo  “prefabricado” es de menor calidad porque tiene menor costo que el tradicional.

 

¿En qué se diferencia este concepto industrializado de casas en relación a los sistemas prefabricados que conocemos?  

La diferencia surge por lo primero: no es pre-fabricado, es fabricado a medida desde cero, a escala 1-1 y donde todo tiene que quedar igual a como se pensó o dibujo en los planos. No es de menor calidad que a lo que se hace en un campo en la costa de Maldonado, por decir un lugar, siempre respondemos con el ejemplo del auto: si un auto se construye a la intemperie en el medio del campo sin supervisión o con poca, y el mismo se construye en una fábrica, bajo techo y estricto seguimiento de todo el proceso ¿cuál quedará mejor? La respuesta es siempre la misma, el que se hace en fábrica. Es un ejemplo bastante gráfico que resume cuáles son las ventajas del servicio que ofrecemos. Por lo general, una obra tradicional no tiene contemplado el 100% de los días y de las horas del proceso, ni un técnico especializado que supervise cada etapa. En iHouse sí los tiene, todos los días y horas que dure la obra la estamos siguiendo de cerca, y esto obviamente tiene un costo. Por el mismo monto que cuesta una obra tradicional, nosotros ofrecemos la certeza de que se logra un producto de excelente calidad. En resumen, no es más barato, es mejor el producto que se obtiene a igual cantidad de recursos económicos disponibles. 

 

¿Cuál es el perfil de usuario que elige este sistema?

El cliente que elige trabajar con nosotros es aquel que entiende lo que es calidad y diseño, que no tiene tiempo de pasar por una obra tradicional, que quiere certezas y que hacer su casa sea un proceso simple y claro, en el que pueda visualizar qué es lo que va a comprar, cuánto le va a costar, y cuánto tiempo va a tener que esperar para tenerlo. La mayoría de las veces las dudas están relacionadas con el diseño, siempre tratamos que se adapte a los requerimientos del cliente y no viceversa. Cuando el proyecto lo requiere y no se puede hacer todo modular en fábrica, realizamos también obra en el lugar. No sacrificamos los gustos y necesidades del cliente por ajustarnos a medidas modulares. 

 

Casa JC Fue construida en 2017, se trata de un único módulo de 53 m2, cuenta con 1 dormitorio, 1 baño y cocina con living integrado, donde también se incorporó una cama cucheta para niños, la que cuando no se utiliza queda escondida detrás de unas puertas plegables que forman parte del diseño interior de la vivienda. El proyecto se realizó conjuntamente con los dueños, ya que uno de ellos es arquitecto, y se buscó lograr exactamente la casa como la habían pensado. Los materiales utilizados fueron chapa grafito, lapacho, vidrio e interiores en mdf ranurado laqueado blanco, se buscó dar una imagen fuerte y limpia, la casa reposa ligeramente sobre pilotes redondos.

 

 

¿Cómo compite esta solución que contempla el aprovechamiento modulado?

Compite porque es más eficiente, cada recurso disponible se usa de la mejor manera para obtener un producto con un acabado difícilmente de igualar con los mismos recursos. Es muy difícil o costoso seguir de cerca todo el proceso de la obra. Si tenemos una casa que va para José Ignacio y otra para Colonia, las dos están enfrente a nuestra oficina y las vemos a través del vidrio que nos separa de la planta. Cualquier duda que se genera, material que falte, o herramienta que se necesite para realizar una tarea, siempre hay una solución disponible. No podemos avanzar con un proceso porque se atrasó la entrega de un material, lo dejamos en espera y seguimos con otra tarea. Otra gran ventaja es el personal, que está con nosotros desde que iniciamos y los que se incorporan van aprendiendo de los más veteranos y de las capacitaciones que hacemos en fábrica con nuestros proveedores.

  

¿Cómo es el mantenimiento de estas casas en relación al ladrillo o steelframing armado en obra?

Es mínimo. El sistema bien aplicado no tiene fallas. Las casas son secas, no generan humedades interiores ni de cimiento, no se fisuran y no se llueven, siempre y cuando se sigan de forma clara las normas y los procesos de armado establecidos, el tipo de perfilería, tornillos, cantidad y calibre del acero, normas de atornillado, por ejemplo.  

¿Desde el punto de vista del diseño y terminaciones interiores ¿qué diferencia una iHouse del resto? 

Si el cliente toma nuestros modelos tratamos que la definición volumétrica sea muy simple, eficiente y que cumpla con la función para la cual fue pensada, no nos gusta desperdiciar metros en áreas que no aportan al diseño o a la función, ni tampoco las cosas complejas. Recordamos siempre la célebre frase “menos es más”, como parte de nuestra formación, ya que los talleres cursados en facultad siempre hicieron  foco en que las plantas deben verse ordenadas y simples, y es lo que nos proponemos aplicar a lo que proyectamos, o sugerirlo cuando el proyecto que estamos trabajando no es nuestro. Los diseños son propios (estandarizados o a medida) o de profesionales externos a nuestra empresa asociados a cada cliente, cualquier plano puede ser construido por iHouse, con la particularidad de que como sistema estandarizado de construcción genera menos residuos y consume menos energía en su proceso, generando así un bajo impacto. Siempre estamos abiertos a que si el cliente o el profesional proponen construir algo distinto a lo que sugerimos lo hacemos, pero vamos a manifestar lo que pensamos. 

 

Diseño eficiente y personalizado. Conocen la importancia de un diseño eficiente, y por eso los modelos fueron cuidadosamente estudiados por arquitectos y técnicos especializados en el sistema, para poder ofrecer un producto acabado de gran calidad, aprovechando al máximo los espacios, logrando viviendas funcionales, sin generar costos extras por construcción de áreas innecesarias, como también mínimos gastos para su acondicionamiento térmico. Un buen diseño incide directamente en el valor de una construcción, el costo de una casa no se puede evaluar solo por su precio sino por los beneficios obtenidos durante su uso, como son calidad de aire, fundamental para la salud de quienes la habitan, poder disfrutar todas los climas y de el entorno natural con un máximo confort, sin sufrir pagando cuentas a los servicios, teniendo bajos costos de mantenimiento gracias al uso de materiales industrializados de comprobada calidad y duración y por encima de todo poder disfrutar de una casa de terminaciones únicas, realizada en un tiempo récord y sin haber invertido tiempo y esfuerzo para poder tener la casa, con un sistema constructivo aprobado por los organismos nacionales.

 

Amigable con el medio ambiente. Las casas son amigables con la tierra durante el proceso de construcción y luego de haber entregado las llaves, cuando ya estén en su lugar de destino.El proceso de fabricación industrial asegura la reducción casi total de los residuos durante la construcción, y la producción del 100% de la vivienda en una planta centralizada minimiza kilómetros de viaje y las emisiones de carbono generadas por el traslado de trabajadores y materiales de construcción hasta el terreno donde se construye, ya que todo el proceso se centraliza en un único espacio físico. 

Ejecución transparente. El proceso, claramente definido, proporciona una solución verdaderamente transparente. Donde sea que esté el terreno, luego de una inspección del mismo, se calcula el emplazamiento exacto de la casa, se proyecta y evalúan la forma de acceso y se intercambian sugerencias para mejorar la idea inicial que siempre de antemano tiene el cliente.

 

Libre de imprevistos. El equipo de profesionales gestiona todo el proceso de construcción, desde las peticiones específicas de diseño para la organización de su permiso de construcción, aportes y declaraciones de leyes sociales  (BPS), como también la supervisión de la construcción en la fábrica. Se toman en cuenta las variables del terreno para maximizar las vistas, asoleamiento y aprovechar desniveles, así como darle la posibilidad de elegir el propio revestimiento, tipos de ventanas, muebles de cocina y mesadas, colores y terminaciones. Adicionalmente se puede optar por incorporar decks, pérgolas, instalación de sistemas de calefacción eficientes con estufas de alto rendimiento, piscinas y servicios de paisajismo. Todas estas variables hacen que no existan dos casas iHouse iguales.

Principios industriales. Son aplicados directamente al proceso de fabricación, control de calidad durante el proceso, reducción de tiempos de entrega, menores costos y mejora en las terminaciones, cronograma de pagos y visitas a la fábrica, mejor aprovechamiento de los materiales y menor generación de residuos, posibilidad de personalización y futuro crecimiento desde la etapa de diseño, atención y seguimiento durante todo el proceso de fabricación por profesionales calificados sin costos extras.

Instalación sobre ruedas. Una vez finalizada la construcción en fábrica, el equipo se traslada al terreno para instalar la casa en el lugar designado, la que llega con el cableado y las tuberías conectadas y prontas, cocina, baños y carpintería hechas, para finalmente conectarla a servicios locales de agua y electricidad. Es muy novedoso que el cliente pueda ver su casa terminada en la planta antes de la instalación final, es un concepto que va creciendo con mucho entusiasmo ya acompaña los ritmos y requerimientos de los tiempos que corren.

Casa PN Construida en 2016, ha sido diseñada para ser levantada y transportada sin sufrir deformaciones, esto hace que su estructura esté diseñada para cualquier esfuerzo a la que sea sometida. Las paredes están constituidas de perfiles de acero galvanizado, aislación de lana de vidrio, madera fenólica 12mm, placas de yeso, terminación exterior con revoque y pintura acrílica texturada, revestimientos exteriores e interiores en lapacho, pisos en porcelanato de primera calidad, grifería premiun, aberturas de aluminio de alta gama con  vidrio DVH, mobiliario de cocina  en mdf laqueado, mesada e isla en Silestone blanco, iluminación interior LED y estufa de alto rendimiento.

 

No Comments Yet

Comments are closed

Seguinos en nuestras redes!


+598 2600 9957
+598 9834 3636
doblealturadeco@gmail.com
El Dorado 80 - Parque Roosevelt
Canelones - Uruguay