Inagotable ENERGÍA

Un reciclaje urbano habla del espíritu de su mentor, sobre todo cuando lo que se logra es una estética definida. Es entonces cuando sentimos que los objetos y muebles no podían haber estado mejor en otro lugar. Podemos decir, entonces, que nos encontramos ante un esteticismo verdadero.

Una charla informal, como una de las tantas que sostenemos en el día, puede hacernos pasar a la actividad siguiente sin registrar demasiados detalles. Pero no sucede así cuando uno se encuentra con Yvonne Cappi, copropietaria de Usual Mvd., quien con su inagotable energía, suma a los compromisos laborales que debe atender, el rediseño de casas que parecen imposibles de salvar.

Imagínense una casa de mediados del siglo XX que fue unida a otra más antigua, sin mucho cuidado. Espacios poco atractivos, bastante oscuros, imprácticos y nada adaptados a la vida moderna. Descubrir su magia parece imposible, pero Yvonne es capaz de hallar infinitas posibilidades donde nadie más las ve.

Su combinación de dinamismo e inspiración llevan a preguntarse cómo hace para llevar sus siete décadas con tanta entereza y adrenalina. Puede estar en Montevideo haciendo stock de mercadería, al otro día encontrarse camino a alguna tienda del interior para acercar las últimas tendencias a sus distribuidores, y dos días después viajar para cumplir su rol de abuela en Singapur. En busca de ideas, de objetos sugerentes para los distintos espacios de la vida, cada mañana la despierta su pasión por el diseño, que combina con la venta de muebles y accesorios. En todos ellos deja huella de sus vivencias por las diferentes culturas en que la vida la encontró desde su juventud hasta no hace mucho tiempo.

“Creo que todos merecemos que nuestros espacios nos reciban con calidez  y belleza. Me gusta decorar, organizar y sobre todo guardar lo feo – pero necesario – dentro de lo lindo”.

Nos abrió las puertas de su casa, resultado de su buen gusto, que se refleja desde la remodelación edilicia hasta su decoración. La distribución de los ambientes es atípica para Uruguay, ya que la cocina está ubicada al frente. Yvonne es consciente que llama la atención con este planteo, pero explica que es el resultado de influencias recogidas durante 30 años de viajes y trabajo en varios continentes. En muchos lugares del mundo, la cocina es la habitación central, ese lugar donde transcurre la vida. “Me gusta la idea y va bien con nuestra forma de vivir”, comenta. El interior de la casa luce una armoniosa mezcla de muebles y objetos heredados, que conviven con decenas de otros que fueron coleccionados a partir de las maravillas que encontró en su transitar por África, Europa y Asia. Y por supuesto, no faltan las propuestas originales de Usual Mvd.

En un living fresco, con aires asiáticos, impacta por sobre las demás cosas la amplia variedad de arte africano, que cuelga de paredes pintadas de un blanco inmaculado. El color no es aquí el eje de la composición, sino que sirve como fondo para destacar las nutridas tonalidades de la naturaleza. Solo las cubiertas de los libros dan la pauta de la gama de tonos tierras que predominan, pero con una actualidad de elevada vigencia, que incorpora los grises y los brillos, a diferencia de los clásicos ocres y terracotas de los 90’.

El encanto de esta casa está en los objetos simples, adecuados para la vida cotidiana, capaces de servir al mismo tiempo para organizar y decorar, resistentes para soportar el trato descuidado de niños y de adultos, adaptables a cualquier ambiente, utilizables tanto en el interior como en el exterior, muestras de una vida que se vibra en plenitud, sin límites.

Yvonne utiliza recipientes de acero inoxidable y canastos para diversas funciones. Pueden ser usados en la cocina o en el patio, como maceteros, para llevar el hielo a la mesa, como portalápices, depósitos de toallas para el baño, o jarrones para colmar de orquídeas la mesa del comedor. Los canastos son apenas un ejemplo de la ductilidad que cada objeto tiene en este lugar, donde la posibilidad de renovarse está siempre a mano, en virtud de cada ocasión.

De esta manera, el bambú, el latón, el ratán, el bronce y el acero inoxidable, entre otros materiales, aparecen trabajados artesanalmente desde otras latitudes, respondiendo a estándares de producción y control de calidad elevados. La impronta del diseño permite apreciar la dedicación brindada a la realización de cada pieza. A modo de ejemplo, cada objeto de bambú es lavado individualmente y secado al sol antes de ser empaquetado para su  transporte. En esta casa se respira sencillez pero determinación, una combinación que solo es posible lograr a través de la inspiración creativa.

www.usualmvd-blog.com
No Comments Yet

Comments are closed

Seguinos en nuestras redes!

+598 2600 9957
+598 9834 3636
doblealturadeco@gmail.com
El Dorado 80 - Parque Roosevelt
Canelones - Uruguay