Transparencias costeras

Fotos Chino PAZOS

Tal la reina en el tablero de ajedrez, la cocina oficia de pieza casi fundamental de esta residencia. Todo gira en torno a ella, y es a través de la cual se transparenta cada uno de los ambientes. Un gran balcón a la costanera intenta sumergir toda vivencia en la arena, digna de la cercanía de tan profundo mar.

Los antiguos chalets de veraneo que visten de historia la rambla de Carrasco, se mezclan amablemente dentro de su carácter patrimonial con apuestas arquitectónicas de corte contemporáneo. Es el caso de esta casa de dos plantas, que el arquitecto Hassen Balut conformó en una única construcción para dos familias. Con 300 metros cuadrados cada planta, se optimizaron dos niveles bien definidos, resultando un volumen tan compacto esculturalmente como permeable a las visuales hacia la costa. ¨Quisimos sentir que estar en el  living de nuestra casa fuera casi como estar en la arena¨, asegura su propietaria.

 

La particularidad se torna en la cocina como espacio central, donde una gran isla a través de la combinación de mesadas en dos niveles oficia de mesa de comedor a la vez de superficie de elaboración. El diseño fue realizado por los arquitectos Boica Dugonjic  y Gabriel Pandolfi pero para el espacio de la firma Todeschini en la muestra Casa Cor del año 2011 llevada a cabo en San Rafael (Punta del Este), e increíblemente tal ¨amor a primera vista¨ de sus propietarios, calzó a la perfección en este espacio, no solo por sus dimensiones sino por el protagonismo que se le quería dar a este espacio de la casa. La cocina lo es todo para esta familia joven que alterna su vida entre Montevideo y Los Ángeles, ya que a partir de ella imaginaron el gran espacio de 10 x 8 metros que abarca también el recibidor, un patio interior y el living con una apertura total hacia el mar. ¨Propusimos conexiones y circulaciones plasmadas en papel porque nos encanta diseñar, y soñamos todo el funcionamiento¨, recuerdan. Luego Balut los interpretó de la mejor forma, y el resultado está a la vista, sobre todo en el jugado concepto volumétrico, un afinado estudio en las proporciones, distribuciones, terminaciones y recursos espaciales con su estética tan particular. 

_CHI5580

Los interiores fueron concebidos a partir de una transparencia total, no obstante, guardando la privacidad necesaria algunos espacios se atreven a conectarse con vidriados tan sutiles como definidos. En las terrazas, cerramientos de tipo celosías de madera, aportan planos a media luz según como peguen en ellos los rayos de sol. También desde los dormitorios, incluso desde la ducha del baño principal puede verse el mar. Los baños, fueron totalmente revestidos en travertino arenado de 60×40 cm.

Un patio interior, permeable en ese sector de la medianera también con el recurso de cerramiento-celosía, es testigo de un par de olivos en grandes macetas, que otorgan el toque verde a un espacio que sin grandes dimensiones se lleva todas las miradas, ya desde el acceso, en conexión total con la cocina y con una luminosidad tan vibrante como cambiante según el momento del día.

_CHI5672

_CHI5683 _CHI5689Tanto los pisos de cemento lustrado como el color estuco (de Traquini) aplicado en absolutamente todas las paredes interiores, permiten leerse como una fiel continuación con la arena de la playa, balcón mediante al otro lado de la rambla, que era uno de los objetivos.

La decisión del color neutro se basó en lograr esos espacios de silencio y tranquilidad que tanto se necesitan para desconectar, son tonalidades cálidas que colaboran a armonizar con aromas frescos, que evocan estar en medio de la naturaleza, pero a su vez en el interior de nuestro hogar.

Uno de los sillones blancos es de Zara, el otro, al igual que los almohadones peludos y las lámparas de pie son de Anthropologie, una tienda por departamento muy conocida de Los Ángeles. Algunos accesorios traen a la memoria momentos con viejos amigos, como un cuadro de Hugo Arias en el frente de la estufa y las sillas del comedor, diseñadas hace muchos años por el decorador y modisto de alta costura uruguaya José Pedro Giordano Mazzulli.  Ambos entrañables amigos de la familia continúan presentes en el diario vivir. 

Pareciera que lo súper etéreo del cristal y lo robusto de la madera han recompuesto su vínculo. Los dorados, bronces y cristales conviven holgadamente con macizos de madera en mesas y escritorios, sea develando la veta natural u ocultándola en los laqueados.

Que mejor comunión que la brisa costera y el redoble del chico al margen del ventanal principal. Se confunde el adentro y el afuera, y se extiende a lo largo del balcón totalmente transparente de 8 metros de largo la vista de una infinita rambla. 

Una gran isla combina sector de elaboración y espacio para recepcionar varios comensales.  Los frentes vidriados de sus puertas y cajones, como también las de los módulos vidriados en la pared posterior que alojan despensas, hornos y placares con el equipamiento para el lavado de ropa, son en tono hielo. La mesa en textura madera color tagliatto.

No Comments Yet

Comments are closed

Seguinos en nuestras redes!


+598 2600 9957
+598 9834 3636
doblealturadeco@gmail.com
El Dorado 80 - Parque Roosevelt
Canelones - Uruguay