Mes: octubre 2018

HIERBAS al atardecer

La combinación de los tonos que brinda y vuelven indefectiblemente a la madre tierra configuran…

Destellos VIBRANTES

Las texturas revelan la ilimitada asociación entre todo lo que produce forma y color. Los…

La esperanza que anida en la adversidad

“Yo tuve una vida mágica”, así define Cristina Giuria de Berenbau su camino de 67 años que ha estado lleno de desafíos que se reflejan en una casa repleta de fotos familiares, recuerdos y aventuras por el mundo que experimentó junto a su esposo Jorge y sus hijos, Joaquín, Ignacio y Clarita. Una amplia estufa a leña, espacios luminosos entre generosas circulaciones, rincones con juguetes y mullidos sillones muestran un hogar de puertas abiertas para quien lo necesite, con una energía positiva que su dueña refleja con una amplia sonrisa, que no pierde a pesar de los embates de la vida.