Contraste y color dicen “sí, quiero”

2a - MM8

 

Si no existieran los estampados, cualquier diseño sea una prenda de ropa, un empapelado o tapizado de un sillón, carecería de personalidad. Los estampados, y más aún cuando son coloridos, son el mejor complemento a la hora de dar carácter a un ambiente. Marimekko, la compañía de diseño de textiles para el hogar e indumentaria, es pionera en este concepto y celebrada en todo el mundo por sus colores y patrones distintivos.

2bI - MM2Su línea de diseño se destaca por telas estampadas en colores brillantes y estilos simples. Apuesta a la mezcla de múltiples diseños que permiten crear espacios alegres e interesantes. Desde sus inicios en 1951, sus telas le han dado una identidad única, llegando a conquistar los mercados de Europa, Norteamérica y Asia. Marimekko propone estampados para todos los gustos: floreados, a rayas, a lunares, con animales, lisos, abstractos… y la lista sigue. Estos diseños se imprimen en numerosos artículos que la marca ha desarrollado gracias al talento de sus líderes y diseñadores gráficos y de moda. Simples artículos como una tetera o un delantal de cocina se transforman en productos de lo más novedosos cuando reciben el touch de Marimekko. Las tiendas en USA son divertidas e invitan a recorrerlas sin dejar espacio por mirar. Tienen una infinidad de artículos, desde prendas de vestir para adultos y niños, pasando por accesorios y artículos de decoración para el hogar, tales como textiles y vajilla.

2c - MM5  2dI - MM7

2dD - MM1

Marimekko fue introducido por primera vez a los Estados Unidos en los años ’60 por el arquitecto Benjamín Thompson, quien exhibió vestidos por primera vez en sus tiendas Design Research en Cambridge, Massachusetts. Durante la primera presentación donde se desfilaron los novedosos diseños, las prendas se agotaron en 20 minutos. A partir de allí, Thompson pasó a ser el distribuidor de Marimekko para Norteamérica.

2e - MM6 2f -PIE Jacqueline Kennedy en la tapa de Sports Illustrated en la edición de diciembre de 1960

Una de las figuras que marcó un antes y un después en la historia de la marca fue Jacqueline Kennedy. Con la campaña presidencial de Estados Unidos en plena marcha, Jackie O. compró ocho vestidos Marimekko todos a la vez. Su compra fue noticia y Marimekko pasó a ser una sensación de la noche a la mañana. La primera dama también apareció en su vestido de verano Marimekko en una de las portadas de la revista Sports Illustrated en 1960, causando furor para la marca.

Hoy en día Marimekko sigue haciendo honor a la filosofía de su creadora, Armi Ratia, de vivir con un espíritu creativo, crear productos prácticos que den alegría a la gente y llenar nuestras casas de color y nuevas formas de vida. ¡Y por supuesto que lo consiguen!

 

No Comments Yet

Comments are closed