Espacio ordenado, mente contenta

Por Triana GAMARRA

Arranco con un #FanFact: ¿sabían que uno de los videos más vistos en la historia de facebook es uno de organización? Increíble pero cierto, les dejo el link para que lo vean ustedes mismos. Sin dudas algo nos quiere decir, y es que estamos constantemente en la búsqueda de la organización. Mirá estas ideas …no te resolverán la vida pero a veces es bueno comenzar por un cajón.

Tenés que reconocerte, hacer un análisis de tu situación. Abrí el placard y sacá cuentas de cuánto te duró el último órden aplicado.

Si no sos buena apilando cosas, se te entreveran todos los swétears y terminan siendo una bola de ropa, quizás es momento de crear compartimentos dentro del placard para que puedas apilar de dos en dos tus swétears de lana. Otra solución es cambiarlos de lugar a una cajonera.

Otra prenda que solemos usar todo el año son los pañuelos y chals, y en invierno se nos suman las bufandas. Probá ponerlos en frascos de vidrio transparente como carameleras.

Para las medias y ropa interior podés reciclar cajas y crearte compartimentos para separarlas y enrollar las prendas.

Para jeans y shorts, algo que hice personalmente fue conseguir ganchos para colgar de las presillas. Así me ahorro mucho tiempo, las prendas no se arrugan y va con mi estilo de guardado.

Las remeras y camisas personalmente las prefiero colgadas, las arrugas están a la vuelta de la esquina y así nos  evitamos pasar por la plancha. Acá es donde tenemos que tener en cuenta la forma de colagado.

La sastrería siempre va colgada (camisas, polleras, pantalones, blazers y tapados).  

Para las polleras fijate que los ganchos sean acolchonados para que no marquen la ropa, mejor si es en cuero o pana.   

Para colgar blazers y abrigos y mantener bien la forma. No los cuelgues al revés porque te va a deformar la prenda.

Las blusas, camisas, y abrigos ponelos con el primer botón abrochado para evitar que el cuello se deforme y termine en el piso del placard.

Por último unos trucos súper sencillos: las prendas livianas no se cuelgan con las gruesas ya que la más pesada marca arrugas sobre la otra. Las prendas pesadas las podés colgar en perchas clásicas de gancho metálico y cuerpo de madera ya que son más resistentes.

Las perchas forradas son perfectas para prendas de hilo o seda. También podés forrar una percha de alambre con cinta bebé ¡y listo!

Para alejar a las polillas pero no llenar la ropa de naftalina, usá ramitas de lavanda. Poné flores secas en una bolsita de tela, metela entre la ropa y ¡chau problema!

Fuente https://www.facebook.com/FirstMediaBlossom/videos/10155361643304586/

No Comments Yet

Comments are closed