MILÁN fue una verdadera fiesta.

Por la Arq. Gabriela Pallares

Milán es una fiesta la segunda semana de cada año. Quienes no han ido recientemente o coincidiendo con este evento, puede que asocien la ciudad a poca variedad de puntos de interés y acentuada en el legado renacentista de obras artísticas, o el atractivo de la zona del Duomo o el cuadrilátero de la moda formado por las vías Manzoni, della Spiga, Montenapoleone y las Galerías Vittorio Emanuel.

Quienes viven seguido esta semana en particular, igualmente logran sorprenderse y desean volver, como quien se baja de una montaña rusa en Disney. En todo caso, Milán vale la pena durante su semana de Diseño. Conformada por ¨Il Salone del Mobile¨ en la feria del Rho, un predio inmenso de arquitectura vanguardista firmada por Doriana y Massimiliano Fuksas que recibe 380 mil visitantes, más todas las exhibiciones del llamado Fuorisalone, desplegado en todos los barrios con infinidad de propuestas, es una forma ilimitada y desbordante de vivir el diseño en todas las aplicaciones posibles.

En la próxima edición impresa de Doble ALTURA deco encontrarás un recorrido por las vidrieras, las calles, la Zona Tortona, Brera, edificios, hoteles y museos, incluso llamativas y respetuosas intervenciones en iglesias y monasterios, todos vestidos de gala para la ocasión, en la que fue la edición No. 55 de esta ya tradicional muestra urbana en la meca italiana del diseño.

No Comments Yet

Comments are closed