Vibra Botánica

A veces cuando vivimos en apartamento en plena ciudad, tenemos la necesidad de compensar tanto gris con un poco de naturaleza. Seguí leyendo si querés lograr ese toque botánico y darle un respiro a tu espacio y a vos misma.

Pensá tu espacio:

Una idea súper fácil es enmarcar tus hojas de plantas favoritas. Para esto tenés que salir a recorrer el parque y juntar todas las hojas verdes que quieras y te gusten. A más variedad mejor.

Terminada la  jornada botánica, tenés que secar las hojas. Para eso, podés fabricar una prensa de secado, o hacerlo en modo express con una plancha o en el microondas.

Listas las hojas secas, pasamos a encuadrarlas. Lo ideal es conseguir marcos parecidos y del mismo tamaño. Las más grandes mejor colocarlas solas y las más chicas  en grupos de 5 o 7. El objetivo es lograr una composición equilibrada.

Si ya elegiste la pared, antes de hacer cualquier cosa, fijate cómo vas a colgar cada cuadro.

Podés hacer una prueba en el piso para armar la composición, sacale foto a cada grupo que armes para que puedas comparar.

  

¿Te decidiste? Entonces a colgar y ¡disfrutar del verde paisaje!

Capaz que tu amor pasa más por lo visual y lo tuyo definitivamente son las estampas. Tu solución es mucho más fácil ya que podés imprimir láminas de plantas, insectos y todo lo natural que te guste. También podés sumergirte en el mundo de los empapelados y que tu living sea la selva amazónica (no me hago cargo de los resultados).

Hablando en serio, hay combinaciones que no fallan, si vas convencida en esto de transformar tu ambiente una pared principal blanca o color hueso combinada con un sillón amarillo tirando a mostaza y almohadones estampados botánicos, tarea cumplida. Si querés podés sumarle una lámpara de pie en madera y por qué no, una planta de interior que te resuelva todo el asunto.

Hoy en día el estilo que tengas en mente es fácil de conseguir, en la voluntad vas a encontrar los resultados.

 

No Comments Yet

Comments are closed