El Marqués de Barberá

El arquitecto y artista plástico uruguayo Jorge Migues inauguró la muestra ¨Mil lluvias sobre el Marqués de Barberá¨, libro de artista, historia abstracta de un Marqués y su alter ego. Fue el pasado 27 de setiembre en la Alliance Francaise Montevideo. Se trata de la interpretación de dos historias que son una, en dos ciudades distantes. Una de ellas, de edad relativamente reciente si miramos la línea cronológica de la humanidad. La otra, mucho más antigua.
 

En voz propia del artista compartimos la reflexión que resume su último trabajo: ¨Historias humanas, involucrando a dos hombres que aún con diferencias relativas a sus épocas, fueron y son hombres comunes. Ambos, con sus vidas montadas a caballo entre dos siglos; los siglos XVII y XVIII uno y los siglos XX y XXI el otro. Historias que se presentan diferentes pero similares a la vez, dicho esto a pesar de la contradicción aparente: por un lado, la más antigua llena de épica comunitaria y social durante guerras en tiempos tan lejanos como difíciles; por otro lado, la más reciente, también llena de épica pero de un tipo diferente: esa que es más individual y personal, interior a quién busca a partir de determinado momento, caminos nuevos sin olvidarse de los ya recorridos. Los actores principales de ambas historias se encuentran durante un invierno en una calle de Barcelona, una como muchas, y a partir de allí comienzan a entrelazar los finos hilos de la delicada madeja intersecular que los vinculará: uno, abriendo su historia; el otro investigándola y expresándola tantas veces que finalmente le termina siendo propia. Libro de artista, dibujos, pasteles, betunes … son las manifestaciones expresivas de los intersticios vitales de esa relación humana sin tiempo en dos ciudades distantes.¨ Jorge Migues, Marqués de Barberá 29, entrepiso. Barcelona.                                                                                             

En un mano a mano con Migues pudimos esclarecer su innata búsqueda y los respectivos encuentros que a través del diseño arquitectónico y de interiores fue logrando canalizar en la pintura como medio y fin a la vez. 

¿Cual fue la inspiraciòn para esta muestra? 

Todo nace durante mi estadía artística en Barcelona durante 2015 y 2016. Vivía en un apartamento de la calle Marqués de Barberá del barrio Raval en el casco antiguo de la ciudad. A partir de la simples representaciones plásticas con diferentes grados de abstracción de mi esquina en tardes de lluvia, nació el deseo de saber e investigar quien era en definitiva el personaje de los siglos XVII y XVIII que daba nombre a la calle; esto lleva a conocer acerca de su vida y comenzar a comprender ciertos paralelismos que creía visualizar entre las vidas de dos hombres distintos ( el Marqués y yo ) separados por trescientos años. Nace así un incentivante juego de Alter Egos entre ambos que desemboca en un libro de artista, dibujos abstractos y lienzos pintados con técnicas combinadas en base a óleos y emulsiones que reflejan a mi juicio un ir y venir entre épocas distantes trescientos años, llenos de vivencias personales de ambos protagonistas.

¿Como ha transcurrido tu dedicación a la pintura?

Siempre llevé dentro mío el tema de la expresión plástica; hace muchos años incursioné en el mundo de la fotografía con primeros premios en algunos concursos locales y para aficionados pero en general mi vocación por la plástica la manejé dentro de los parámetros de la expresión de mis profesiones (arquitecto y diseñador interiorista). Por muchos años dibujé y pinté arquitectura y diseño, buscando hacerlo claramente dentro de una línea de realismo, explicativa con el mayor encanto posible lo que eran los proyectos en los que trabajaba. Hace unos diez años comencé a sentir en mi interior que era necesario generarme un espacio de expresión exclusivamente dentro de la plástica, en donde comenzara a ganar en grados de libertad en cuanto a mi abanico de motivaciones, mi capacidad de expresión propia y encontrarme más libre para referirme a lo que sentía y quería generar y expresar. Así es que luego de inicios un poco intermitentes puedo decir que efectivamente y de hecho, hace aproximadamente entre cinco y seis años que me estoy dedicando ahincadamente a desarrollarme como artista plástico.En ese período he pasado por diversos talleres buscando tomar de cada uno de ellos las cosas que creo pudieron ayudar a mi formación y crecimiento (Clever Lara, Oscar Larroca, Gerardo Acuña, Virginia Patrone en Montevideo y Joaquim Santaló, Joan Fercó, Ingrid García-Moyá, Círculo de Artes de Sant Lluc en Barcelona).

¿Como fue tu evolución del realismo hacia lo abstracto? 
Indudablemente mi obra tiene un porcentaje importante de abstracción, pero dudo mucho (muchísimo) de que pueda considerarme un artista puramente abstracto. Lo digo porque creo que nadie lo es cien por ciento, por lo tanto ¿por qué habría de serlo yo? Creo que lo mío va por una obra que está a mitad de camino entre lo abstracto y lo figurativo, siempre partiendo de una motivación real que no necesariamente deba ser figurativa. Muchas veces son sentimientos, sucesos que dejan marca en mí, procesos investigativos sobre motivaciones propias; todos esos son motores que generan hechos expresivos con diferentes grados de abstracción y/o figuratividad según los casos. Lo que sí es cierto es que ya casi nunca vez mi actuar figurativo irá por el carril de la perfección copista académica; siempre habrá un porcentaje muy importante de transformación, reinterpretación, reinvención del modelo. Creo que esto es una forma de apropiación del mismo y también de abstracción.

La muestra continuará abierta hasta el 19 de octubre. 

No Comments Yet

Comments are closed

Seguinos en nuestras redes!


+598 9834 3636
doblealturadeco@gmail.com
Montevideo – Uruguay