Refugio-taller en 45 m2

Fotos Irina RAFFO

 

L’atelier – un petit cube noir fue concebido como refugio y taller, un espacio de habitación y recreación de estadía transitoria que surge como la primera de dos construcciones a realizarse sobre un terreno de 1200m2 sobre la Laguna del Sauce, Maldonado, con la autoría de la Arq. Mariana Ures en colaboración con el Ing. Jean Hercher Pasteur y la diseñadora Dominique Ribeiro.

 

En 45 metros cuadrados resulta una forma simple, casi un cubo con una atmósfera depurada, liviana, relajante, y práctica. Se trata de una construcción reducida en área, que busca potenciarse en volumen. La propuesta nuclea cocina y espacio social en planta baja y una habitación abierta en el entrepiso. Ambientes comunicados visualmente, una altura importante y un gran ventanal dan en la tónica del loft, esa espacialidad propia de las antiguas fábricas de la ciudad de Nueva York, ocupadas originariamente por artistas.

 

Construido en wood framming acabado negro, el portón industrial de la entrada y el sistema deslizante de aberturas admite la posibilidad de cerrarse totalmente, conformando un volumen negro; desplazando el carácter de vivienda y reforzando el aspecto industrial. El gran ventanal de acceso y fachada principal se cierra a través de dos postigones deslizantes de cuatro metros de altura. Los postigones, como el resto de los cerramientos, están revestidos al igual que la envolvente de modo de hacer del volumen una caja negra o una caja de luz, según esté cerrado o abierto.

 

Por otra parte, la doble altura interior y una zona de servicios condensada hacia uno de los lados, así como la abertura principal planteada como sumatoria de ventanas, definen un espacio único, integrado horizontal y verticalmente. La obra apeló a una espacialidad interior luminosa enfatizada por el revestimiento de yeso y el piso de microcemento gris claro que juegan en oposición al exterior oscuro.

El pasamanos de ipé de la escalera imprime un movimiento al espacio, los premarcos de las ventanas también de ipé atraviesan de exterior a interior los muros, la mesa de fingerjoint, y la viga que estructura la abertura, suman cuatro elementos que introducen la madera a la tonalidad muy cálida de la composición general.

 

La iluminación interior busca no solamente dar luz sino lucir por su propio diseño, incorporarse en el espacio como un elemento plástico que lo califica. Es el caso de la lámpara AIM de los hermanos Bouroullec que cuelga del techo al ángulo de la doble altura, y como luz de lectura el modelo Tommaso Cimini afirmando el carácter de atelier. Las pinzas “Cornettes” de Tsé & Tsé del estante de la cocina, realzan el carácter práctico y las cintas de led en estructuras de hierro circulares de Le Deun, destacan por su forma pura. En el entrepiso, en la parte más íntima, una iluminación más poética con las lámparas Noguchi y las Lucioles de Tsé &Tsé.

En la medida que los proyectistas trabajaron en la construcción, fueron diseñándose en el proceso de obra  piezas del mobiliario como el sillón, y las mesas de luz en base a delicados elementos de hierro forjado. La mesa rodante del estar, así como piezas del mobiliario exterior, resultaron muebles de la propia obra que, reciclados, fueron incorporados al diseño interior definitivo.


La construcción estuvo a cargo de AtelierMC2 y el proyecto del paisaje con la colaboración del Ing. Agr. Santiago Medina. Esta obra obtuvo el Premio ADDIP 2018 a la Excelencia en Obra Realizada (categoría Microespacio residencial).

No Comments Yet

Comments are closed

Seguinos en nuestras redes!


+598 9834 3636
doblealturadeco@gmail.com
Montevideo – Uruguay