Cuando lo SERENO es sinónimo de hospitalidad

Fotos Kate BERRY /

La esencia de una escapada sin prisa ha convertido a Lo Sereno Casa de Playa  en la joya mejor guardada del Pacífico mexicano, y el favorito entre los exploradores contemporáneos que aprecian la sencillez, el confort y la sofisticación sin artificios, viajeros de todo el mundo con ganas de vivir la autentica experiencia de un hotel boutique al borde del mar, enclavado en la naturaleza prístina de la latitud exacta donde el Océano Pacífico se funde con las montañas de la Sierra Madre del Sur. 

La inigualable sensación de intimidad y privacidad de sentirse como en casa es la rúbrica que distingue a Lo Sereno Casa de Playa como destino para alejarse de la vorágine y adentrarse en un remanso de barefoot luxury en la comunidad pesquera de Troncones, en la costa del estado de Guerrero, en cuyas playas acariciadas por la brisa marina y cobijadas por las palmeras, Lo Sereno emerge con una estructura minimalista de 10 suites con terrazas privadas que ofrecen una depurada armonía de texturas y acabados en sus atmósferas interiores, invitan al reencuentro con los sentidos y a reconectar con sensaciones que se consideraban perdidas. 

 

Los autores del proyecto de arquitectura, el Arq. Jorge González Parcero, y quien tuvo a cargo el diseño interior de la casa de playa, Nicolás Sainz, coinciden en que la percepción con que lograron creatividad e innovación plasmadas en un concepto como “la sensación natural de sentirse como en casa”, fue idea inicial y premisa de su propietario, con quien ambos profesionales trabajaron en total sintonía, en las diversas etapas del diseño a la ejecución. 

“El proyecto de Rafael Sainz Skewes, creador de Lo Sereno , refleja su ideal sobre un hotel de playa: un entorno inspirador, excelente comida y buena compañía. Todo ello bajo una competitiva relación calidad-precio, ideal para visitantes que aprecian la atención personalizada, la exclusividad y la privacidad”, comenta Gonzalez Parcero, dando cuenta de los objetivos que incluía su proyecto. 

 

Sus espacios intimistas, rodeados de vegetación tropical, convidan a pasar jornadas de playa, donde el tiempo transcurre a otro ritmo, en un entorno inspirador con excelente comida y buena compañía. En su terraza, cobijados por su pérgola artesanal, los días comienzan con el aroma de café y el dulzor de las frutas tropicales, mientras que el ocaso trae consigo el aperitivo con el coctel de la casa, a base de vodka, acentos cítricos, una pizca de albahaca y refresco de lima-limón.

Lo Sereno Casa de Playa, es un exuberante destino, reconocido nacional e internacionalmente, para una escapada que estimule la capacidad de asombro, en un remanso rodeado por la naturaleza silvestre y la auténtica sencillez de Troncones, donde el diseño regional y la especificidad de cada espacio se dan cita para ser una estancia inolvidable. 

 

La armoniosa estética contemporánea de la estructura de Lo Sereno respeta el equilibrio de la belleza del entorno y una esencia única e íntima, en tal sentido, el proyecto arquitectónico tomó como referencia la tradición plástica mexicana y aprovechó la riqueza de las maderas tropicales, que junto a otros materiales locales le dieran personalidad a la estructura conformada por 10 suites con terraza, una infinity pool negra con vista al mar y una terraza cubierta con pérgola hecha a mano.

 

La experiencia del huésped otorga un dato de la realidad en la planificación del espacio, la elección de los materiales y la ejecución del concepto de diseño.“La ambientación de los interiores incorpora muebles fabricados en Guadalajara (México) a medida para Lo Sereno: mezclas con audacia, fusión de texturas y acabados para lograr un aspecto vanguardista y artístico en todas las áreas, que van desde el lobby, pasando por las habitaciones, e incluso los baños, que tienen un carácter minimalista por sus paredes de vidrio con duchas de lluvia al aire libre. En definitiva, un ambiente que refleja el concepto de lujo descalzo”, define Nicolás Sainz. 

 

El diseño se ajusta al entorno, y al revés, el entorno inmediato se cuela indefectiblemente en el diseño interior en este exclusivo resguardo costero. “El concepto de diseño privilegia la intimidad y la privacidad para reconectarse con la naturaleza, disfrutar del confort y la ambientación de un espacio cuya arquitectura contemporánea armoniza totalmente con el entorno ubicado entre la Sierra Madre del Sur y el Océano Pacífico”, agrega el diseñador.  

Consultado por la fuente de inspiración detrás del diseño, Gonzalez  Parcero apostó a contribuir la exclusividad para viajeros que compartan este concepto, resumiendo en un juego de palabras: “El motivo: disfrutar de la vida en la playa. El enfoque: «elegancia descalza”. La identidad: puesta en el carácter de hospitalidad: relajada, pero con un cuidado impecable en los detalles.”

Más artículos en este segmento: https://www.doblealturadeco.com/arquitectura-interiores/

Seguinos en nuestras redes!


+598 9834 3636
doblealturadeco@gmail.com
Montevideo – Uruguay