SOLIDEZ de hogar

En la mayoría de los casos, un estudio de arquitectura no aborda el proyecto de interiorismo. El estudio Butler Zambrano sí lo hace con regularidad y con gran sensibilidad estética, y proyecta seguir creciendo en esa área. El interiorismo se ejerce desde una serie de layouts (capas) que tal una radiografía, parte de una “cáscara” existente o se va gestando a la par de la volumetría. Esta ha sido parte de la metodología empleada: invitar al futuro usuario del espacio a sentirse entre colores y texturas, entre mobiliario y equipamiento que soluciona sus necesidades y además mejora la vivencia “home”, la que a veces no es posible imaginar en la casa vacía o en los planos de arquitectura.


La Casa B8, ubicada en el sector oeste del Barrio Lagos (urbanización que linda con Parque Miramar, Canelones) es un claro ejemplo del resultado obtenido a partir de una solicitud concreta por parte de los propietarios: la capacidad de evitar el continuo mantenimiento de las superficies. Es una vivienda unifamiliar de 400 m2, cuyo proyecto y ejecución entre 2017 y 2018 respondió a entablar una conexión noble entre la materialidad y la estética, simple pero bien definida y contundente ya desde el exterior, donde el hormigón visto reproduce los listones del encofrado en los dos volúmenes salientes que apoyan sobre los de planta baja. Los arquitectos llevaron la misma terminación al interior de la casa, en cielorrasos o paredes, con una muy cuidada terminación dada por la preparación de la madera a encofrar, entre otros aspectos técnicos propios de esta formalidad arquitectónica.
El objetivo fue cumplido en la medida que la casa envejecerá de acuerdo al paso del tiempo, rusticidad que habla de la premisa que Butler y Zambrano trazaron en la instancia proyectual y todo el resto del planteo que fue obedeciendo, en consecuencia, este carácter. De esta forma se minimizó al máximo el mantenimiento natural de la casa vinculado a su revestimiento.

 

El estudio se aproxima a la arquitectura
contemporánea desde lo reflexivo y también desde
lo dinámico.

La casa tiene dos frentes: a la calle y al lago, esta última en estrecho vínculo con la vida de familia bajo una gran pérgola libre de apoyos para disfrutar las vistas en toda la amplitud del terreno, desde todas las zonas sociales de la planta baja.

 

La madera maciza de los pisos y el revestimiento de la escalera, o cepillada en los muebles de las zonas íntimas, incluso como revestimiento de las jardineras en fachada, colaboran al aspecto más tradicional de este material, y una vez más el diseño del interior potencia el planteo general de la obra.

La cocina. Se ubica contigua al comedor diario y con salida directa al parrillero. Tanto en la zona de elaboración con mesada y alzada en Dekton Sirius, como la barra que se eleva a unos centímetros en Dekton Keila y forma una U con la anterior (ambos de Cosentino, Marmolería Anibal Abbate) están en línea con la solidez planteada por el resto de los materiales implementados en la casa.

“Nuestra impronta va más por las materialidades, creemos en los materiales que nos hacen sentir cómodos, por su textura, por lo que transmiten, por la calidez en unos, o la nobleza en otros”. No conformes solamente con entregar obras, han afianzado una serie de recursos estético-constructivos que saben que funcionan, los han profundizado y sin imponerlos, los ponen a disposición de los gustos de sus comitentes. En las Oficinas GZ pudieron desplegar muchos de ellos y no se equivocaron.

Algunos de sus proyectos han sido nominados en medios extranjeros como “Mejor obra 2020” en rubro oficinas de Latinoamérica (en plataforma de arquitectura internacional Archdaily). Otros publicados en libros en Argentina como “Arquitectura en Clubes de campo” (de Tejo Ediciones) o medios nacionales como la publicación “Casas en nuevas urbanizaciones” (de AyD Ediciones).

Butler Zambrano Arquitectos es un estudio que al mirar atrás encuentra una trayectoria sostenida y referente en el mercado uruguayo, especialmente dentro de los jóvenes equipos de arquitectura con cientos de metros cuadrados construidos. Distintos encargos de clientes variados, en lo generacional y en lo cultural, y también con objetivos y expectativas diversas, los retroalimenta a la actualización constante, al ida y vuelta entre diseño y funcionalidad, estudiando casos más allá del entorno físico en el que ejercen y se desempeñan. En constante búsqueda del equilibrio entre la tradición y la innovación llegan a soluciones creativas donde el diseño y la construcción relatan una simbiosis perfecta.

 

www.butlerzambrano.com

No Comments Yet

Comments are closed