Un aire TOSCANO hacia el valle

Fotos  Jorge SILVA

Ubicada en las laderas de la zona de valles en San Miguel de Allende, La Casa del Lago fue diseñada para aprovechar al máximo la magnífica vista hacia la ciudad de Guanajuato, nacida en la época colonial en la zona alta central de México, y conocida por la arquitectura barroca española, su activa escena artística y sus festivales culturales. 

Valiéndose de una sola planta adaptada a la topografía natural del terreno, esta casa se integra al entorno de manera sutil en colores, texturas y materiales que brindan confort y pertenencia a sus habitantes. Es un proyecto del Arq. Raúl Magaña Romero, director del Estudio KAH Arquitectura, quien en el proceso de diseño de las diferentes escalas de la misma -arquitectura/paisajismo/interiorismo- desde el proyecto a su ejecución, recrea las raíces locales y promueve la espacialidad que conduce a lo más inédito de la experiencia habitable: una casa en las alturas de un gran valle. La diseñadora Claudia Maestre realizó la colaboración desde el interiorismo para que las decisiones de proyecto se vieran reflejada en el diseño interior y cada pieza de mobiliario.

 

Al ingresar en ella desde el salón en doble altura que alberga la sala-comedor, cualquier visitante es recibido por el anfitrión permanente de este hogar: el bello paisaje. Este se posa más allá de la terraza, el asoleadero y su complementaria piscina de borde infinito; tres espacios que se unifican gracias a la posibilidad de ocultar la cancelería que los divide al ser abierta. Este acogedor salón está equipado con una estufa de leña que aporta robustez pero también calidez al espacio, y oficia también como distribuidor principal a la zona de servicio, cocina, terraza y a la suite principal, la cual además de ofrecer una confortable área de baño con un vestíbulo toscano, goza también de una vista panorámica al escenario de la presa de San Miguel.

La cocina, inspirada en el diseño toscano, es protegida por una techumbre de madera a cuatro aguas que aporta un toque campirano único al espacio, o sea libre, sencillo, y hasta modernamente campestre. Su ubicación estratégica la conecta con áreas de servicio y alacenas por un lado, mientras que por el otro se conecta con la terraza, siendo ésta el corazón de la casa. Equipada con un bar, cava y buffetera se convierte en el sitio perfecto para la convivencia, disfrutando del espacio de estar al exterior con su piscina en primer plano, y el lago y sus laderas en un segundo plano.

 

La casa cuenta con tres suites además de la principal, todas ellas con acceso directo al área social y la piscina. Dado el relieve natural del terreno, era necesario diseñar cuidadosamente la quinta fachada, la cual requería mostrar un balance y ordenamiento de los espacios.

 

La aridez de la piedra, la nobleza de la veta de la madera y la desnudez del ladrillo visto, además de la incorporación del arte que contempla las vertiginosas vistas y las infinitas proyecciones de los atardeceres, conducen a esta realidad habitada, donde claramente los detalles decorativos y el buen gusto del propietario potencian el diseño y la arquitectura de la residencia inmersa en un punto estratégico de la ciudad, logrando un espacio que invita al descanso en un cálido ambiente rústico toscano.

www.kaharquitectura.mx

Seguinos en nuestras redes!


+598 9834 3636
doblealturadeco@gmail.com
Montevideo – Uruguay