WABI SABI: la belleza de lo imperfecto

mundofachadas.com

 

El wabi sabi es un estilo de decoración de origen japonés que busca con sus materiales la calma y sencillez por encima de lo ornamentado. Su encanto está en la imperfección y en la autenticidad.

En un espacio decorado con este estilo reinarán la armonía y la calidez convirtiéndolo en un lugar único al que no querrás abandonar. No encontraremos infinidad de piezas o muebles como en la mayoría de los estilos, sino que por el contrario solo muy pocas pero exquisitamente elegidas.

Sus premisas son tres:

Nada es perfecto
Nada es permanente
Nada es completo

 

decoracion.trendencias.com
muymucho.es

En decoración ¡el tiempo por encima de todo!

Hablamos de sencillo, y poco ornamentado, pero….¿qué lo diferencia del minimalismo?
En el minimalismo lo geométrico y simétrico está presente de manera casi constante y no hay lugar al paso del tiempo, lo moderno predomina en su totalidad. Sin embargo el estilo wabi sabi destaca lo irregular y enaltece el efecto del tiempo, por encima de todo. Con las piezas antiguas se gana autenticidad que en definitiva es el objetivo constante del wabi sabi y un ejemplo de esto y que la belleza es efímera, lo encontramos en un objeto de decoración oxidado o un mueble antiguo sin restaurar.
¿Qué colores predominan? Son todos aquellos que aporten serenidad, los llamados colores de la tierra: blanco, arena, gris tenue, ocre, verde olivo.

Y si en la imperfección está la autenticidad ¿cómo creo la imperfección? La idea es lograr en el hogar una conexión con la naturaleza y con los materiales que ella nos ofrece, conjugando materiales naturales, como la piedra, el bambú, madera sin tratar o decapada, flores, textiles de lana, lino o algodón, muebles envejecidos y piezas de arte hechas a mano, lograremos el efecto deseado por el wabi sabi.

decoracion.trendencias.com
nomadbubbles.com

Las vasijas o cuencos artesanales, velas, fibras y cestos le añadirán calidez visual. Las paredes desnudas casi en su totalidad es otra característica propia de este estilo, permitiendo a las alfombras o almohadones ser protagonistas de la habitación. Son ambientes muy relajados donde la iluminación se vuelve protagonista, ya que la finalidad última es que cada espacio transmita serenidad.

Se tratará de aprovechar al máximo la luz natural, jugando los rayos de sol con cortinas claras de telas naturales y dándole un lugar casi protagonista a la estufa a leña. En cuanto a la luz artificial, el uso de focos se incorporan casi de manera constante iluminando esculturas, pinturas o algún mueble en particular, dejando de lado la luz de techo o la lámpara en la mesa. El uso de los reguladores de potencia creando mayor o menor intensidad de la luz es muy utilizado generalmente en zonas de lectura o en la cocina.

 

Otra forma de crear imperfección es a través de los muebles antiguos, quizás aquellos de nuestros abuelos que tal como están, no solo nos aportan recuerdos y vivencias imborrables sino también la aceptación del paso del tiempo, y no como algo negativo sino como lo bonito de haberlo vivido.
En definitiva el wabi sabi es una filosofía de vida japonesa, silenciosa y humilde que no deja de cautivarnos y sorprendernos con la eterna paradoja de que lo imperfecto se convierte en perfecto.

No Comments Yet

Comments are closed